/> Taza de libros: Duelo de críticas Nº4: Leal (Divergente #3)

no



INICIO

LECTURAS

LIFESTYLE

Nosotras

afiliados a taza de librosCONTACTO

Duelo de críticas Nº4: Leal (Divergente #3)

9/4/15

¡Hola, lectores cafeteros!

¿Qué sensaciones tenéis cuando cogéis el último libro de una saga? A todo lector le llega el momento de ser fuerte y afrontar lo que se le viene encima. ¿Primera norma para leerte el final de una distopía? Un paquete de pañuelos.

En el duelo de críticas de hoy, hablamos del famosísimo último libro de la saga Divergente. La tercera y última parte que concluye la historia de Veronica Roth. El final tiene muchas, ¡muchas!, opiniones diferentes y todos aquellos que lo han leído ya saben perfectamente de qué estoy hablando xD.

Nadie dijo que ser lector fuera fácil.


 Ficha técnica 
Título:  Leal (Divergente #3
Autor: Veronica Roth
Editorial: Molino
Idioma: castellano
496 páginas


Sinopsis
Una sola elección te define. La sociedad dividida en facciones en la que antes creía Tris Prior ha quedado hecha pedazos, fracturada por la violencia y las luchas de poder, y marcada por la traición. Así que, cuando tiene la oportunidad de explorar el mundo más allá de los límites que siempre ha conocido, Tris está más que dispuesta. Puede que, al otro lado de la valla, Tobias y ella descubran una nueva vida juntos m ás sencilla, libre de mentiras, lealtades confusas y recuerdos dolorosos. Sin embargo, la nueva realidad de Tris es aún m ás inquietante que la que ha dejado atrás. Lo que creían haber descubierto deja de tener sentido. Surgen verdades explosivas que hacen cambiar de opinión a sus seres queridos.



Crítica de Neus
Sí, ya lo sé, qué final tan pésimo… ¡con lo bien que había empezado la saga! En fin, aunque todo el mundo lo “odie” o se haya llevado la decepción del siglo, a mí me encantó. En general, el libro tiene drama, acción y romance en la medida justa, por no olvidar ciertas decisiones equivocadas de ciertos personajes principales que harán que queráis tirar el libro por la ventana (lo cual, hay que reconocer, también es un don muy escaso). Sin piedad. En esta última entrega, Veronica Roth nos sorprende (¡por fin!) lanzándonos al mundo exterior, más allá de la valla, con un resultado un tanto amargo: las cosas no son tan distintas ni tan liberadoras como nuestros protagonistas esperaban.

No me gusta, por otra parte y cambiando totalmente de tema, que Cuatro sea muy poco Cuatro y tan Tobias. No estoy acostumbrada. Donde esté Cuatro que se quite todo lo demás. He dicho. Si quisiera leer ñoñerías me leería un romance. No estamos aquí para ver como os queréis mucho sino para ver como os dais palizas, os tiráis cosas y rompéis los muebles. Y ya está.

En Leal también sabemos por qué los divergentes son divergentes; después de tantas vueltas, idas y venidas... ¿Qué me esperaba? Pues no sé, la verdad, ya no sabía qué esperarme. Me dediqué a devorar páginas desesperadamente para encontrar la solución al enigma. Algo “mágico” no hubiera ido acorde con la temática de la historia, así que el hecho de que la autora haya decidido escoger el camino de la genética para explicar este fenómeno me pareció adecuado, aunque un poco rebuscado e incomprensible, sobre todo para mí, que soy de letras y no paso de la tabla del seis.

Otro punto a tener en cuenta, por toda la polémica que ha levantado, es el dichoso final. En mi opinión es perfecto (ya me podéis tirar los tomates, chicas). Spoiler on: Tris muere igual que nació: abnegada. Es una forma idónea, a mi parecer, para cerrar su círculo y para hacer gala de los famosos actos desinteresados de valentía de los que Osadía presume.

En general, aparte de lo mencionado ya anteriormente, no tengo queja. Es un libro ágil, con palos para todos, varios giros argumentales y alguna que otra muerte inesperada. Así que, grosso modo, muy bien. (Me explico: yo soy de las que defiende el drama y el dolor y las muertes de personajes queridos en los finales de saga, y cuando no los hay… mal). Lo que me gustaría añadir es que la última parte, cuando Tris ya no está, es innecesaria: el reconocimiento del cadáver es, simplemente, una escena morbosa. Ahí te has pasado, Vero. Hasta yo sé cuánto hay que parar.

Puntuación
 4 tacitas


Crítica de Alex
Sabía que iba a pasarlo mal leyendo el último libro de Divergente, soy una magdalena y  me pongo a llorar enseguida. Todos los finales vienen de serie con un montón de muertes (que casualidad que la mayoría resulten ser los que te gustaban) y con momentos de tensión que te dejan con amargos desenlaces. Leal, no me dejó mal solo en estos aspectos, sino en varios.

Después del impactante video de Edith Prior, los personajes toman la decisión de salir al exterior para conocer el verdadero mundo en el que viven, y no en el que les han hecho creer. Lo que descubren fuera, no será ni de lejos lo que habían imaginado. Por fin se sabe el verdadero significado de ser Divergente, y sinceramente, me pareció todo tan frío y científico, que no me terminó de gustar la conclusión. Sí que es verdad, que aunque lo encontrara lógico y con un buen razonamiento (como bien le gusta hacerlo a Veronica Roth) me resultó decepcionante. Tris tampoco se lo toma muy bien, lo que le hacía sentir tan especial, fuerte y valiente, le resulta una gran desilusión. 

Pero las sorpresas no terminan ahí. Gran parte del libro se vuelve un poco tostón porque se dedican a dar extensas explicaciones para cerrar todos los cabos sueltos. 

Esta vez, no fue en Tris donde noté todo el peso de la historia, sino en Tobias. Roth se ha ensañado con él en este libro, o al menos a mi parecer, y es que se descubre algo de él que le afectará tan profundamente que no hará más que cometer un error detrás de otro, y algunos le perseguirán toda la vida. Y para postres, no sólo tiene que lidiar desde fuera con la guerra que se han formado sus padres sino también con las que hay en el exterior.

Y ojo, cuando empiezas Leal, te encuentras con una sorpresa. Hay dos puntos de vista. ¿Por qué en las primeras dos entregas solo era desde la perspectiva de Tris y ahora también de Cuatro? Me estuve haciendo esa pregunta hasta las últimas 50 páginas del libro, cuando ¡PAM! todo tiene sentido. El final, me dejó sin aliento, no me creía lo que leía, tuve que parar de leer, respirar y buscar las páginas que seguramente faltaban. Pero no, falta ninguna página, el final es ese y con el que hay que vivir.


Puntuación
 3 tacitas


cinta rosa separadora del blog de libros

4 comentarios:

  1. Yo no veo otra forma que acabara este libro por que para mi tiene un gran mensaje
    Me encanta, lo amo y me destrozo el corazón como a todos!!!
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  2. Hola en general el libro me gusto pero si lo encontré muy inferior a sus antecesores! el final no me convenció mucho y tampoco toda la explicación genética que había detrás, además el libro perdió bastante el ritmo que tuvieron los dos anteriores, pero bueno no todo fue malo, estoy de acuerdo que el libro entrega varios mensajes y aunque me duela la muerte de ella era necesaria, le dio un gran plus a la historia!! Saluditos

    ResponderEliminar
  3. Bueno esta vez no son tan dispares las opiniones, a mí me gustó mucho este libro pero el debate sobre el final es importante xd en mi opinión estuvo bien pero no me gustó el como sucedió, no le vi mucho mérito a Tris ,y no debería haber sido así >.<
    <3

    ResponderEliminar
  4. Spoiler Alert!!
    Buenas, pues después de leerme los cuatro libros en 2 semanas (es recomendable leer Cuatro el segundo, porque así entiendes al personaje de Cuatro y Tobias y la lectura de Leal se te hace más entendible...) anoche acabé Leal y me quedé "¿O_O pero qué me estás contando?". No me parece bien que Tris muera después de superar el suero de la muerte, si esta chica es como una diosa!!!! Si no la matan los sueros como la matan las balas!?!?!?! No me parece bien que David salga inmune porque ha perdido la memoria, ante el Gobierno vale porque efectivamente para el Gobierno Tris es una rebelde, pero Tobias por dios!!! Pégale un puñetazo o algo!! No me parece bien que Evelyn se rinda tan fácilmente, venga... ¿en serio? Después de utilizar a su hijo en Insurgente ahora resulta que se rinde sólo por estar con el... que al final no está con el, la deja sola jajajjajajaja... ¿Y lo de Peter? ¿Y donde acaba Marcus al final? ¿Y después de semanas de rebelión interna los abandonados y los leales simplemente hacen las paces?
    Que Tobias se bebiera el suero de la memoria me hubiera dejado mejor, ha perdido a su alma gemela y acaba con todo, todo habría terminado más drásticamente, para mi tendría más sentido y no sabríamos que habría pasado con Chicago y los demás personajes... eso hubiera sido un final sorprendente!! Este final sólo me cabrea :S
    Si tengo que elegir, me quedo con Divergente sólo.
    Y no hablemos de la película... que menuda columpiada del director...
    Si hacen una serie seguramente la vea, por el placer de revivir Divergente otra vez...
    Saludos!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...